Aunque el gasto por habitante en materia de seguridad pública, aumenta en 18.7 por ciento cuando se habla de los tres municipios que conforman la zona metropolitana de la capital queretana.

Este no será el ‘Año de la Seguridad’ en el estado de Querétaro. No al menos para los municipios. Y es que en promedio, los presidentes municipales queretanos destinaron 837 pesos por habitante para la seguridad pública.

De acuerdo con una revisión realizada por EL QUERETANO de los presupuestos de egresos de los 18 municipios del estado para el actual ejercicio fiscal, de las 18 alcaldías sólo 16 tienen desglosados los recursos que invertirán en materia de seguridad pública y suman, en conjunto 1 mil 674 millones 379 mil 984.20 pesos.

Los presidentes municipales de Pinal de Amoles y Tolimán, el priista Isidro garay Pacheco y la panista Ma. Guadalupe Alcántara de Santiago, respectivamente, hasta en eso optaron por la opacidad y que la ciudadanía no escudriñara en sus gastos.

El primero ni siquiera ha publicado su presupuesto de egresos para este año ni en el portal oficial del municipio ni en el periódico oficial del estado ‘La Sombra de Arteaga’, mientras que la segunda decidió ocultar cuánto gastará cada una de las dependencias que integran su administración.

Aunque el gasto por habitante en materia de seguridad pública, aumenta en 18.7 por ciento cuando se habla de los tres municipios que conforman la zona metropolitana de la capital queretana.

Y es que para este año, las administraciones municipales de Corregidora, El Marqués y Querétaro destinarán en conjunto un presupuesto de 1 mil 209 millones 682 mil 851.46 pesos para sus respectivas Secretarías de Seguridad Pública municipales, lo que se traduce en un gasto de 994 por habitante.

Estos tres municipios concentran el 59.6 por ciento de los habitantes del estado y representan la zona económica que más riqueza aporta al producto interno bruto del estado. Y su presupuesto global en seguridad equivale al 72.2 por ciento del total de los municipios queretanos.

En el caso de San Juan del Río, municipio considerado hasta inicios de la década de 1990 como la segunda capital del estado, es también el cuarto con mayor inversión general en seguridad pública, con un presupuesto promedio de 596 pesos por habitante.

Colón, municipio que recientemente ha sido admitido al club de los integrantes de la zona metropolitana de Querétaro y para el cual se han dirigido el grueso de las nuevas inversiones productivas y se ha reorientado el desarrollo del estado, con el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) como ancla, es de los que menor importancia le dan al tema del reforzamiento de su seguridad.

Para este año, de acuerdo con el presupuesto de egresos oficial, para la seguridad pública dispondrán de recursos por 33 millones 050 mil pesos, el séptimo más bajo, sólo por arriba de municipios realmente pobres como San Joaquín, Landa de Matamoros, Arroyo Seco, Peñamiller, Amealco y Jalpan de Serra.

Aunque es de destacar el caso de este último, también considerado como ‘La Capital de la Sierra Queretana’. Ello, debido a que sólo destinarán 18 millones 452 mil 162 pesos a la seguridad pública, a pesar de ser colindancia y puerta de entrada al estado con la zona más caliente y peligrosa del estado de San Luis Potosí, lo que representa un punto de vulnerabilidad. En contraste, la frontera con Guanajuato, integrada por los municipios de Corregidora y Huimilpan, contará con un presupuesto municipal para la seguridad de sus habitantes superior a los 300 millones de pesos en conjunto.